Carta del consejero delegado

Confianza en la recuperación

Finalizamos 2020, un año marcado por la crisis sanitaria por coronavirus. Ante esta situación excepcional e inesperada, me gustaría felicitar a todo el equipo de CLH, porque reaccionamos con rapidez y hemos estado a la altura de lo que la sociedad espera de una empresa estratégica, garantizando el suministro de combustibles en todo momento y poniendo en valor nuestra razón de ser, nuestro propósito.

La pandemia nos ha obligado a trabajar de forma diferente, pero, aun así, hemos sabido progresar en todas nuestras líneas estratégicas. En un año tan difícil como este, hemos disminuido el número de incidentes de seguridad y, en lo referente a nuestra agenda de eficiencia, hemos logrado reducir la factura eléctrica y nuestra huella de carbono, a través de diferentes iniciativas, como han sido la implantación de LEDS en nuestras instalaciones, electrificación de bombas o los acuerdos de compra de electricidad a largo plazo más barata y de origen sostenible.

Además, hemos avanzado en nuestros objetivos de digitalización, con resultados tangibles en los primeros proyectos piloto serios que hemos desarrollado en temas tan variados como son la mejora en la predicción de la demanda de productos en instalaciones, el análisis de datos para la mejora del mantenimiento predictivo, la vigilancia de nuestros oleoductos mediante tratamiento de imágenes satelitales o la detección de fugas analizando ondas de presión.

“SOY OPTIMISTA Y CONFÍO EN QUE 2021 SERÁ UN AÑO BASTANTE DIFERENTE, EN EL QUE LLEGARÁ LA TAN ANSIADA RECUPERACIÓN”

Otro hito destacable ha sido la reciente compra de 15 avanzadas instalaciones de almacenamiento de productos líquidos a Inter Terminals, que nos ha posibilitado entrar en el sector logístico de los productos químicos y consolidar nuestra presencia en Reino Unido, reforzando nuestros objetivos de diversificación.

También estamos modernizando nuestros sistemas, en el marco del Proyecto ONE, con la ambición de migrar a la nueva plataforma SAP a principios del año que viene. Una iniciativa que, unida a la implantación de nuevas herramientas y metodologías ágiles, nos está permitiendo sentar las bases para mejorar nuestros métodos de trabajo.

En cuanto a nuestro negocio tradicional, la pandemia ha provocado una caída histórica en la demanda de combustibles, particularmente en el sector de la Aviación, que ha impactado significativamente nuestros resultados y nos ha llevado a tomar decisiones difíciles, como aprobar un ERTE que ha mantenido de baja temporal a parte de nuestra plantilla. Esperamos recuperar a todos muy pronto.

A pesar de las circunstancias actuales, soy optimista y confío en que 2021 será un año bastante diferente, en el que llegará la tan ansiada recuperación, especialmente en el segundo semestre. Mientras tanto, quiero agradecer de nuevo el compromiso que habéis demostrado todas las personas de CLH en estas circunstancias tan complicadas y, al mismo tiempo, os deseo unas felices fiestas y un feliz año nuevo.