Compañia | A fondo

Un sistema de medición de vanguardia
NUEVO SOFTWARE. La actualización incluye un programa que permite sacar más partido de los equipos y agilizar los procesos.

Hemos puesto en marcha un proyecto de actualización tecnológica en el área de Metrología que nos permitirá reforzar la calidad y la eficiencia de nuestras mediciones, además de ofrecer nuevos servicios a nuestros clientes.


Los sistemas de medida que utilizamos en el Grupo CLH posibilitan cuantificar la cantidad de producto que entra y sale de nuestro sistema logístico, lo que resulta imprescindible para mantener un control exhaustivo del combustible que manejamos y para que nuestros clientes estén informados del estado de sus reservas.

El Laboratorio de Metrología, situado en Loeches (Madrid), se ocupa de analizar y calibraros diferentes equipos de medición que empleamos en este cometido, con el objetivo de asegurar la trazabilidad metrológica en CLH y CLH Aviación. Además, también ofrece sus servicios a clientes externos. Gracias a la actualización tecnológica que recientemente ha llevado a cabo, con la ayuda de Automatización, el Laboratorio de Metrología puede desarrollar sus comprobaciones de una forma más ágil, rápida y eficiente.

Hemos puesto en marcha un proyecto de actualización tecnológica en el área de Metrología que nos permitirá reforzar la calidad y la eficiencia de nuestras mediciones, además de ofrecer nuevos servicios a nuestros clientes.

Sistema integrado
ÚLTIMA TECNOLOGÍA. Los computadores encargados de gestionar las calibraciones se han sustituido por otros más avanzados, fiables y versátiles.

Una de las principales novedades ha sido la renovación de los computadores utilizados en la gestión de las calibraciones con Prover, un sistema metrológico de gran exactitud que sirve para poner a punto equipos de medida volumétricos.

El jefe de Metrología, Pablo Carmona, explica que los nuevos equipos son más avanzados, fiables y versátiles: “Emplean la última tecnología y están formados por cuatro módulos, lo que permite que, en caso de avería, pueda anularse uno de ellos y seguir funcionando el resto con total normalidad, sin necesidad de hacer una parada”.

Para que esta mejora sea completa, hemos implantado un avanzando software que permite aprovechar todas las funcionalidades de los nuevos computadores y, de este modo, agilizar los procesos de calibración. “El nuevo programa es más visual y amigable. El operador puede controlar, desde una única pantalla y en tiempo real, el avance completo de todo el proceso, cuando antes el acceso a los datos estaba menos integrado”, destaca Pablo.

“LAS POSIBILIDADES QUE OFRECE EL NUEVO SISTEMA SON ENORMES Y AHORA TENEMOS QUE TRABAJAR PARA SACAR EL MÁXIMO PARTIDO”

Además, supone una mejora notable en ciberseguridad y en eficiencia: “Nos permite ajustar simultáneamente hasta cuatro equipos, por los dos de antes, así como calibrar una mayor gama de elementos de medición, lo que amplía nuestra oferta de servicios y optimiza los que ya prestamos”, añade el técnico especialista en Automatización Alejandro de Antonio.

Otra de las ventajas del software es que facilita la gestión documental de los reportes derivados de las calibraciones, que se han digitalizado completamente para acabar con el papel y simplificar su almacenamiento y consulta. “Ahora, todos los resultados están accesibles a través de un disco de red, pudiendo revisarlos en cualquier momento desde un ordenador”, asegura Alejandro.

Mejoras de futuro

Las posibilidades que ofrece el nuevo sistema son enormes y “ahora tenemos que trabajar para poder sacar el máximo partido”, comenta Pablo Carmona, que apunta alguna de ellas: “Podemos hacer funcionar los equipos de calibración de un modo más inteligente y optimizado, ajustándolos a las características específicas de cada ensayo, lo que se traduce en un mejor mantenimiento y mayor duración de nuestros activos”.

La polivalencia de los equipos es tan amplia que, una vez que han sido validados en el Laboratorio de Metrología, los vamos a utilizar también en la medición y contabilidad de las entregas de producto en las instalaciones que son cabecera o terminal del oleoducto. “De este modo, hemos convertido un proyecto de Metrología en una iniciativa con proyección y utilidad para toda la compañía”, señala Alejandro de Antonio.


Un proyecto en equipo

Uno de los retos más destacados a la hora de implantar los nuevos sistemas ha sido que no se viera afectada la operativa del Laboratorio de Metrología. La situación de emergencia sanitaria tampoco ha facilitado las cosas, pero “el gran trabajo conjunto de Metrología y Automatización, en unas circunstancias especialmente complicadas, hace que nos sintamos muy orgullosos del esfuerzo realizado”, destaca Pablo.

En esta misma línea, Alejandro subraya: “Ha sido un desafío que no podría haberse conseguido sin el esfuerzo y la capacidad de adaptación de todo el equipo de Metrología. También del personal del Laboratorio Electrónico de Villaverde, que ha ofrecido un soporte extraordinario”.