Compañia | A fondo

Operaciones en remoto más ágiles y eficientes
INFORMACIÓN CONSTANTE. Gracias a Skynet, el Centro de Control de Instalaciones cuenta con todos los datos de operación de las plantas gestionadas en remoto.

CLH ha desarrollado una nueva aplicación para facilitar la transmisión de información entre las plantas y los especialistas del Centro de Control de Instalaciones, agilizando la gestión en remoto de las operaciones.


Desde hace seis años, el Grupo CLH gestiona en remoto, a través del Centro de Control de Instalaciones (CCI), las principales actividades de la mayoría de sus plantas, como el llenado de los tanques, los trasiegos internos o las expediciones de combustible. Para que todo esto se realice correctamente, es imprescindible que exista una perfecta coordinación entre los profesionales de las instalaciones y los del CCI, de modo que la información fluya, como si no existiera distancia física.

Una de las piezas clave para conseguirlo es la herramienta informática Skynet, que centraliza los principales datos de actividad de las plantas. “Gracias a esta aplicación, los especialistas del CCI pueden conocer de forma ordenada y precisa la planificación de operaciones realizada por las instalaciones y, a partir de aquí, elaborar su plan de trabajo”, explica el creador de la herramienta, Guillermo Bravo, supervisor del CCI. Para que esto sea posible, el día previo, las instalaciones incorporan en la herramienta la planificación de sus operaciones, con información relativa a los productos petrolíferos que esperan enviar o recibir, en qué tanques hay que almacenarlos o la cantidad de combustible que va a ser retirada por los operadores.

Una vez completado este paso, los especialistas revisan en Skynet dicha planificación y la ejecutan en coordinación con el resto de los agentes que intervienen, como el Centro de Control de Oleoductos, los clientes o las propias refinerías.

“La aplicación permite consultar la información de forma categorizada y en tiempo real”

Actualmente, más de 600 personas utilizan esta herramienta e incorporan unos 10.000 datos nuevos al mes. Tal y como comenta Guillermo, “gracias a Skynet, este enorme flujo de información puede ser consultado de forma categorizada y actualizada en tiempo real”, lo que facilita la labor de los especialistas del CCI.

El programa también ha ayudado a implantar un modo de trabajo común entre sus usuarios: “Está construido con modelos estandarizados que permiten a las plantas enviar únicamente los datos útiles para la gestión de las operaciones, evitando así el exceso de información y agilizando las comprobaciones”.

Relevos más fiables

Skynet ha hecho posible que los relevos entre los 20 especialistas y cuatro supervisores del CCI, que trabajan en turnos de mañana y tarde para garantizar un servicio continuo, sean más rápidos y sencillos. “El operador entrante abre la aplicación y, a golpe de clic, tiene una fotografía precisa de qué operaciones se han realizado en cada instalación y cuáles quedan por hacer, lo que le ayuda a organizar su jornada”.

La informatización de este proceso refuerza la fiabilidad de la información y reduce las posibilidades de error humano. También supone el ahorro de cerca de una hora de trabajo al día, que era lo que se tardaba en completar los anteriores partes de manera manual.

Además, la implantación de Skynet ha fortalecido el tratamiento de toda la información, ya que “agiliza la extracción y consulta de los datos para realizar estudios, analizar indicadores de actividad y detectar posibles áreas de mejora”.

INFORMACIÓN FLUIDA DURANTE LA COVID-19

Durante la alerta sanitaria, el CCI ha mantenido el flujo de información continua con las instalaciones y entre sus propios profesionales. “Gracias a Skynet hemos seguido comunicándonos e intercambiando datos con normalidad, pese a las medidas de distanciamiento social”, destaca Guillermo Bravo.

Para adaptarse a las recomendaciones sanitarias, el CCI ha reorganizado su forma de trabajar, reduciendo el número de personas en cada turno, separando a los especialistas en despachos independientes y habilitando equipos para que los supervisores puedan trabajar desde sus casas.