Conocimiento | Sector

Claves para impulsar la eficiencia energética

El objetivo de lograr una economía más descarbonizada pasa por favorecer medidas que potencien la innovación tecnológica, la digitalización, el dinamismo regulador y la colaboración entre administraciones y empresas.


En la lucha contra el cambio climático, la sociedad demanda la transición hacia un modelo de bajas emisiones, en el que los combustibles fósiles dejen paso a otros más sostenibles y se pueda reducir la dependencia de las importaciones de energía. Uno de los caminos que conducen a ese nuevo escenario es la eficiencia energética.

Este concepto, concretamente su papel en la consecución de los objetivos de transición ecológica, centró el VIII Simposio Empresarial Internacional, organizado por Funseam (Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental) el pasado 3 de febrero en Barcelona.

Allí, representantes de administraciones públicas y del sector privado analizaron las oportunidades asociadas a la eficiencia energética: cómo afecta a los sistemas energéticos y qué soluciones puede aportar a las empresas, consumidores y responsables políticos.

Foco en las medidas

La Secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, anunció en su intervención inaugural una mejora nacional del ahorro energético de un 39,5% de cara a 2030, gracias a la rehabilitación de 1,2 millones viviendas. La estrategia se enmarca en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que contempla una inversión de 80.000 millones de euros.

Sara Aagesen avisó de que los objetivos energéticos y climáticos serán inviables si no se activa y acelera la eficiencia energética

Aagesen, sin embargo, avisó de que los objetivos energéticos y climáticos serán inviables si no se activa y acelera la eficiencia energética tanto en España como en el contexto internacional: "Es imprescindible para cumplir con la transición ecológica, pero también tiene un papel central para mejorar la competitividad de nuestra economía y empresas".

En la misma línea se manifestó Brian Motherway, Head of the Energy Efficiency, quien señaló que el 37% de la reducción de emisiones fijada para 2040 se alcanzará gracias a la eficiencia energética, siendo una de las actuaciones más relevantes para la consecución de los objetivos de cambio climático.

Por su parte, André Pepitone, presidente de la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de Energía y director general de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica de Brasil, apuntó tres claves para potenciar la eficiencia: la digitalización, la descarbonización y el dinamismo regulador.

Mesas de debate
tomanota1

El simposio se organizó en torno a cuatro mesas, en las que se debatió sobre algunos de los aspectos más relevantes que pueden ayudar a desarrollar la nueva economía verde. En la primera, ‘La industria conectada 4.0’, se expusieron las perspectivas de descarbonización del sector industrial con el objetivo de seguir avanzando hacia la neutralidad en carbono sin poner en riesgo la competitividad empresarial.

En la mesa ‘La transformación, el transporte y el uso eficiente de la energía’, se abordó el proceso de transición energética hacia un modelo de bajas emisiones, que requiere de importantes cambios en la forma en que la energía se produce, se transporta y se consume.

El siguiente debate, ‘La innovación y la digitalización al servicio de la sostenibilidad’ se centró en cómo estos conceptos deben actuar como aceleradores de la competitividad empresarial y ser pilares de la descarbonización y de la transición energética.

Por último, se habló de ‘El empoderamiento del consumidor en el nuevo escenario energético’, capaz de influir con sus decisiones ante la descentralización de la oferta y las transformaciones que conlleva el proceso de digitalización, así como la irrupción de nuevas modalidades de consumo y contratación de energía.