Compañia | Te conviene

Evita riesgos ante la presencia de animales
LA PRECAUCIÓN ES CLAVE. La prevención minimiza los riesgos de un posible encuentro indeseado con animales.

Una actitud preventiva nos ayudará a evitar situaciones indeseadas con animales, especialmente en instalaciones y en trabajos en el exterior de ellas.


Mejorar la seguridad en CLH, en todas sus vertientes, es uno de los objetivos estratégicos de nuestra compañía. En este sentido, nos esforzamos para que nuestros centros de trabajo sean cada vez más seguros, al tiempo que cada año ponemos en marcha numerosas iniciativas que ponen el foco en la protección de las personas.

Además de los riesgos inherentes al desarrollo de nuestras actividades, hay otros que forman parte del día a día a los que no damos tanta importancia, pero que siempre debemos tener en cuenta porque pueden suponer un riesgo para la salud.

Hablamos de los ataques de animales, principalmente picaduras de insectos, artrópodos y/o mordeduras de roedores o culebras, pero también de encuentros indeseados con otros más grandes, como jabalíes. Sin duda, un tema especialmente relevante para aquellos que desempeñan su trabajo en instalaciones o en el exterior de ellas.

Siempre preparados

En materia de seguridad, la prevención es nuestra mejor aliada. Debemos conocer los riesgos a los que nos enfrentamos para tomar las medidas de protección adecuadas y, así, minimizar los posibles accidentes. Esto es especialmente importante para personas alérgicas o con sensibilidad especial, ya que la picadura de una avispa, por ejemplo, puede ser fatal.

El riesgo de sufrir un ataque animal varía en función de la época del año y del lugar en el que estemos. Son más habituales en las estaciones más cálidas y húmedas, como la primavera y el otoño, y suelen producirse en espacios donde encuentran acomodo para anidar o cobijarse, como arquetas, canalizaciones, cuadros eléctricos y huecos de barandillas o tuberías.

Ya sabemos que el comportamiento de los animales es impredecible, pero con anticipación y el cumplimiento de ciertas normas de seguridad, reduciremos las posibilidades de tener una mala experiencia.


¿Sabes reconocer una reacción anafiláctica?

1.Comienzo brusco y rápida progresión de los síntomas tras la mordedura/picadura.

2. Urticaria generalizada (manchas rosadas en la piel elevadas que producen picor).

3. Hinchazón de labios, campanilla y/o lengua.

4. Dificultad respiratoria (esfuerzos para respirar, ruidos respiratorios como pitidos, ronquera, afonía o estridor, color violáceo de los labios).

5. Disminución de la tensión arterial (palidez, pulso débil o no palpable, debilidad, pérdida de conocimiento).


Ante estos síntomas, llama al teléfono 112 y solicita ayuda urgente