Compañia | A fondo

Un laboratorio de análisis en el propio oleoducto

En el Grupo CLH estamos desarrollando un proyecto tecnológico para implantar en la red logística un sistema de medición en línea que refuerce la calidad de los combustibles que manejamos y mejore nuestra eficiencia.


Uno de los principios diferenciales de nuestra actividad es la garantía de calidad que ofrecemos a todos los productos que entran y salen de nuestras instalaciones.

Para ello, contamos con numerosos mecanismos dentro del sistema logístico para asegurar que todos los productos que transportamos, almacenamos, distribuimos y expedimos cumplen con las especificaciones que marca la legislación vigente.

Igualmente, nuestra red de laboratorios, con el Laboratorio Central a la cabeza, es una referencia nacional en el desarrollo de análisis y ensayos de combustibles.

Además, en línea con nuestra filosofía de mejora continua, seguimos trabajando para ir más allá. Aprovechando las posibilidades de las nuevas tecnologías que impulsan la industria 4.0, en 2017 pusimos en marcha un proyecto de I+D+i para llevar métodos de análisis de laboratorio a las propias infraestructuras de la red logística.

“La medición en línea nos abre las puertas para introducir en el sistema nuevos productos y prestar servicios diferentes”

“Con esta iniciativa podremos monitorizar de forma continua la calidad del producto en las diferentes etapas, gracias al uso de tecnologías que proporcionen resultados técnicamente equivalentes a los análisis de laboratorio, pero con sensores y equipos instalados en nuestras infraestructuras logísticas”, explica Salvador Martínez de Aguirre, subdirector de Calidad, área que lidera y coordina el proyecto.

Dos líneas de estudio

El proyecto sigue dos vías de investigación, cada una apoyada en una tecnología específica. Por un lado, se aplican técnicas quimiométricas basadas en espectroscopia de infrarrojo cercano para predecir las propiedades de los combustibles. “A través de modelos matemáticos y el uso de algoritmos propios, este sistema nos permite conocer con un elevado grado de exactitud algunas propiedades de los productos con ensayos más simples, lo que agiliza enormemente el proceso”, señala Beatriz Guirao, jefa del Laboratorio Central.

DEL LABORATORIO AL OLEODUCTO. Los equipos se validan primero en laboratorio y si superan las pruebas se realiza el piloto en campo.

Tras evaluar diferentes sistemas de medida y adquisición de datos en laboratorio hemos realizado una prueba piloto con sonda instalada directamente en un bypass del oleoducto a la entrada de la instalación de Torrejón de Ardoz con resultados satisfactorios.

La segunda línea de estudio se centra en la adquisición directa de datos a través de equipos destinados a la medición de propiedades específicas de los productos (densidad, nivel de azufre, punto de inflamación, etc.). “Estamos negociando con proveedores para realizar pruebas con los equipos seleccionados en situación real”, comenta la jefa del Laboratorio Central.

Más posibilidades

Con este proyecto, que previsiblemente se implementará en la red logística en el año 2020, volvemos a poner de manifiesto nuestro compromiso con la innovación y la transformación digital como palancas para mejorar nuestra actividad y aumentar el nivel de excelencia.

“Con la medición en línea seremos capaces de ser más eficientes y ágiles, al tiempo que nos abre las puertas para introducir en el sistema nuevos productos y poder prestar servicios diferentes a los clientes, reforzando la flexibilidad y el posicionamiento de CLH como empresa pionera líder en el sector”, concluye Beatriz Guirao.


Proyecto de I+D+i subvencionado

Este proyecto de medición en línea está considerado de I+D+i y ha obtenido el visto bueno del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para colaborar en su financiación.