Compañia | A fondo

El reto de alcanzar una igualdad efectiva

En nuestro compromiso con el desarrollo del talento, impulsamos medidas para favorecer la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.


En su incorporación al mundo laboral, la mujer ha superado un sinfín de obstáculos para demostrar que el género no es ningún freno a las capacidades o la valía profesional. Actualmente, su presencia en las organizaciones es un hecho que ya (casi) nadie cuestiona y cada vez es mayor el número de mujeres que desarrolla carreras de éxito.

A pesar de todo lo conseguido, queda camino por recorrer para que la igualdad entre hombres y mujeres en el entorno laboral sea real (diferencias salariales, discriminación, dificultades para conciliar...). Pero la igualad es un objetivo que no tiene vuelta atrás y, con la voluntad de todos los actores sociales, solo es cuestión de tiempo que el género pase a ser algo realmente irrelevante en las empresas del futuro.

La realidad de CLH

La presencia de la mujer en nuestra compañía ha sido, como en el resto de empresas del sector, minoritaria. Aunque se ha incrementado en los últimos tiempos, el porcentaje de mujeres del Grupo CLH en España está en torno al 13%.

“Nuestra política de gestión del equipo humano se basa en la igualdad de oportunidades, la diversidad, la remuneración justa y la posibilidad de desarrollo profesional”, explica la directora corporativa de Recursos Humanos, Cristina Jaraba. La compañía, además, cumple sobradamente los requisitos de igualdad que marca la legislación y cuenta con planes específicos, así como comisiones técnicas que velan por esta materia. Entonces, ¿por qué no hay más mujeres en CLH?

“Para promover el talento femenino debemos concienciarnos tanto hombres como mujeres”

El primer escollo lo encontramos en la formación. “El porcentaje de mujeres en carreras técnicas o grados de formación profesional es muy inferior al de hombres, por lo que el talento joven que se incorpora es mayoritariamente masculino. Para cambiar esta tendencia, hay que fomentar estos estudios ya desde la etapa escolar”, asegura.

“La compañía participa cada año en foros de empleo y mantiene acuerdos con centros académicos, lo que nos permite reclutar el mejor talento, incluyendo el femenino, en el que ponemos especial atención”, comenta Violeta Crisóstomo, coordinadora de gestión de Recursos Humanos.

Nuevas buenas prácticas

De forma más directa, hemos adoptado medidas a nuestros procesos de selección para favorecer el ingreso de mujeres. “Para las posiciones técnicas, tenemos como objetivo que haya al menos una candidata en la tanda final de cada puesto ofertado. Con ello se intenta alcanzar un equilibrio dentro de CLH similar al que existe en el mercado laboral, buscando al mismo tiempo atraer a los mejores profesionales”, afirma Cristina Jaraba. Igualmente, cuando no se alcance ese equilibrio y no haya mujeres entre los finalistas, tendremos que ser capaces de justificarlo. Esto, matiza, “no es un criterio que apliquemos a las promociones internas, ya que en ellas prima siempre la meritocracia”.


También participamos en programas como ‘Promociona’, por el que ya han pasado muchas mujeres de CLH. Este curso trata de potenciar las capacidades de las participantes para favorecer su desarrollo profesional. “Está siendo una experiencia muy positiva y me está aportando una visión nueva de mis posibilidades”, comenta la jefa de Atención al Cliente y Expediciones, Yvette Sada, actualmente en el programa.

Además, impulsamos el networking y animamos a las mujeres a crearse una red de contactos y hacerse visibles en foros del sector, como AEMENER (Asociación Española de Mujeres en Energía) o EJE&CON (Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras). Desde CLH nos hemos adherido al código de buenas prácticas de este último, “toda una declaración de intenciones que implica un compromiso”, señala Cristina Jaraba.

Respaldo de la dirección

Este compromiso con la igualdad cuenta con el apoyo de la dirección de la compañía, empezando por el consejero delegado, Jorge Lanza, que es también uno de los firmantes del manifiesto ‘No sin mujeres’ en el sector de la energía, por el que se compromete a participar solo en eventos con presencia de mujeres. “Creo de verdad que el talento femenino aporta una mayor diversidad de puntos de vista en la gestión que enriquecen a la organización y eso se traduce en la cuenta de resultados. Para promover este talento debemos concienciarnos tanto hombres como mujeres”, afirma.