Personas | Las dos caras

CLH-GREFA, un binomio que impulsa la biodiversidad

Desde hace más de cinco años, en CLH estamos desarrollando proyectos de colaboración con la asociación Grefa en favor de la flora y la fauna de las zonas en las que estamos presentes.


Siguiendo nuestro firme compromiso con la sostenibilidad y la protección de los entornos en los que estamos presentes, en 2012 comenzamos un estudio para medir la integración de cerca de 200 kilómetros de oleoductos en zonas de especial riqueza biológica.

Para llevarlo a cabo contamos con la colaboración de la asociación para el estudio y defensa de la naturaleza Grefa (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat). “Acudimos a ellos porque combinan un enorme conocimiento e implicación con una forma de trabajar muy profesional y pragmática”, señala Rafael Fernández, subdirector de Gestión de Activos.

Tras cinco años de trabajo, el estudio concluyó que los tramos analizados no interferían en el desarrollo de las especies animales y vegetales de los espacios seleccionados, destacando, además, la integración de los oleoductos en el entorno.

Cuidando la naturaleza

Este proyecto fue el comienzo de una estrecha relación que continúa en la actualidad y que, en estos años, ha supuesto el desarrollo de numerosas iniciativas de conservación de hábitats en diferentes parajes de la geografía española en los que CLH está presente.

El balance de trabajar con GREFA es muy positivo y seguiremos impulsando proyectos de este tipo para cuidar y proteger nuestro entorno

En Arganda del Rey (Madrid), participamos en la construcción de un primillar, edificio diseñado para albergar colonias de cría de cernícalo primilla, una especie en peligro de extinción, con el objetivo de repoblar la zona en un periodo de cinco años. “La iniciativa ha cosechado buenos resultados al aumentar significativamente la población de estas aves”, explica el actual director corporativo de Transformación, Juan Bonilla, uno de los impulsores del proyecto.

EL COMIENZO. La relación entre CLH y Grefa comenzó en 2012 con un estudio sobre la integración de los oleoductos en el entorno.

Otra acción llevada a cabo para fomentar la presencia de aves en la Comunidad de Madrid, esta vez de la especie carraca, fue la colocación de 25 nidales artificiales en el valle del río Jarama, en el término municipal de Aranjuez.

Recientemente hemos firmado un nuevo acuerdo con la asociación para participar durante cuatro años en el programa de conservación de aguiluchos ibéricos de la Comunidad de Madrid. Entre otras iniciativas, desde CLH hemos colaborado con la campaña de información y sensibilización social y diferentes tareas de marcaje y salvamento de las nidadas.

En el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona (Castilla La Mancha), realizamos un proyecto de marcaje de buitres negros con emisores satelitales. La finalidad, además de estudiar el comportamiento de estos animales, era obtener datos y posiciones de los ejemplares en torno al trazado del oleoducto de CLH y demostrar que este no tiene ninguna influencia negativa en la especie.

En la buena dirección

“La colaboración con Grefa no solo nos ha dado tranquilidad y satisfacción al comprobar que nuestras actividades son respetuosas con el entorno, también nos permite ayudar a mejorar los hábitats de las áreas de influencia de nuestra red de oleoductos”, asegura Rafael Fernández.

“Para nuestra organización es un placer trabajar con CLH y esperamos seguir colaborando muchos años más, resaltando los resultados obtenidos para la conservación de la biodiversidad”, apunta Fernando Garcés, Secretario General de Grefa.

Sin duda, el balance de trabajar con Grefa en estos últimos años es muy positivo y seguiremos impulsando proyectos de este tipo para cuidar y proteger nuestro entorno.