Compañia | Entre nosotros

CLH Aviación, un servicio de altura

La compañía, presente en 44 aeropuertos de tres países, es líder en la prestación de servicios logísticos de combustibles para aviones en España.


CLH Aviación es el principal operador logístico independiente de nuestro país especializado en combustibles para aviación y una de las principales compañías de su sector a nivel internacional. Su conocimiento del negocio y su apuesta por la actualización tecnológica le han permitido perfeccionar sus actividades y expandirse internacionalmente.

Los principales servicios que presta en España son el almacenamiento y distribución de combustibles, así como la puesta a bordo. Ambos requieren la previa concesión del organismo gestor, que en España es AENA, lo que hace necesario presentarse a los correspondientes concursos de adjudicación.

“No podemos bajar la guardia porque el mercado es cada vez más exigente, lo que nos obliga a trabajar de forma continua para reforzar nuestra eficiencia, calidad e innovación”, explica el director general de CLH Aviación, José Ignacio Rodríguez Auñón.

En el caso de los aeropuertos de menor tamaño, las actividades de almacenamiento y puesta a bordo están unificadas, de forma que una única compañía realiza ambas funciones. Sin embargo, en los grandes aeropuertos, estas actividades se conceden de forma separada, pudiendo haber varios agentes de puesta a bordo en una instalación.



Almacenamiento y distribución de combustibles

Consiste en la gestión de las instalaciones de almacenamiento y en la distribución de combustibles en los aeropuertos, de acuerdo con las recomendaciones y estándares internacionales más exigentes incluidos en las guías del Joint Inspection Group.

“Supone actuar de enlace con los proveedores de combustibles (refinerías u otras plantas de CLH), que transportan los productos petrolíferos a la instalación, normalmente por oleoducto”, explica el subdirector de Explotación de Aviación, Iván Saco.

Una vez que el combustible llega a la terminal, la compañía se encarga de almacenarlo en los tanques y de distribuirlo a los agentes de puesta a bordo para que puedan llenar los depósitos de los aviones. “La gestión se hace siempre de forma transparente, objetiva y no discriminatoria, lo que garantiza el acceso a todos los agentes que lo soliciten o a los usuarios o entidades autorizadas por AENA”, explica el jefe de la instalación aeroportuaria de Málaga, Juan Miguel Lorente.

CLH Aviación también se encarga de asegurar la calidad del producto desde la recepción del combustible hasta la operación final de puesta a bordo al avión. Para ello, realiza todos los controles de calidad requeridos, “que garantizan que el combustible cumple los requerimientos según la normativa de aplicación vigente”.


Puesta a bordo

Hace referencia, principalmente, al llenado de los depósitos de las aeronaves. También incluye otros servicios de valor añadido, como las extracciones de combustibles, generalmente por tareas de mantenimiento.

Para organizar este servicio, CLH Aviación ha desarrollado un conjunto de avanzadas aplicaciones que, analizando la información facilitada por las compañías aéreas y AENA, planifican las operaciones y asignan los medios humanos y materiales necesarios.

Uno de los principales condicionantes de las operaciones de puesta a bordo es que se realizan en un tiempo limitado y a contrarreloj. Por eso, “contamos con procesos muy definidos que cumplimos de forma estricta, en los que se especifican las maniobras a realizar y el orden, para garantizar la seguridad de las personas y asegurar que los vuelos despeguen sin demoras”, explica la jefa de la instalación aeroportuaria de Barcelona, Montse Sans.

La compañía dispone de más de 140 unidades especializadas para desarrollar este servicio. Estos equipos son sometidos a inspecciones, revisiones y pruebas periódicas, que aseguran el perfecto funcionamiento del vehículo y de sus componentes.


Otros servicios

La experiencia acumulada en sus más de 20 años de historia permite a la compañía ofrecer un conjunto de servicios adicionales, que incluyen:

• Diseño, construcción y puesta en marcha de instalaciones de combustible y redes de hidrante.
• Asesoramiento técnico y fiscal.
• Realización de inspecciones bajo el estándar JIG.
• Organización de cursos de formación.
• Servicios especializados adaptados a las necesidades y operativa de los clientes.
• Desempeña un papel activo en organismos internacionales y asociaciones como IATA, el Instituto de Energía y el Foro Técnico JIG (Joint Inspection Group) para revisar y actualizar las normas en el sector.