Personas | Una jornada con...

Profesionales y competitivos
RIVALES Y AMIGOS. Foto de familia de los jugadores que disputaron el último partido entre los dos equipos.

Más de treinta personas que trabajan en instalaciones de CLH en Madrid compaginan su trabajo con la pasión por el fútbol, ya que forman dos equipos que compiten representando a la compañía en una liga de empresas.


En CLH nos preocupamos por la salud y el bienestar de nuestros profesionales, impulsando iniciativas que favorecen una vida activa. Un ejemplo es el fomento de la práctica de deportes, facilitando que las personas puedan dedicar tiempo a sus actividades preferidas junto con sus compañeros. De esta manera, mejoramos el clima laboral y las relaciones personales, reforzando además la conciliación en el ámbito personal y laboral. Este es el caso de más de treinta compañeros que trabajan en instalaciones de la compañía en Madrid y que comparten afición por el fútbol.

David Aparicio es Especialista del Centro de Control de Instalaciones (CCI), desde donde se gestionan en remoto más de una veintena de instalaciones. “Damos soporte a las operaciones que antes se realizaban desde la sala de control de las plantas, como la atención de los cargaderos de camiones cisterna, movimientos de producto o la coordinación con el CCO”, explica. Asimismo, el Centro se encarga de resolver problemas de automatización de primer escalón y la coordinación con otras áreas de la compañía, como Automatización de Instalaciones o Mantenimiento, para la resolución de incidencias más complejas.

Por su parte, Sergio Pérez, operador de Control Oleoductos en el Centro de Control de Oleoductos (CCO). El principal cometido de la instalación es “hacer que se cumpla el programa de transporte de producto por oleoducto establecido por la compañía”. Es un trabajo que exige concentración permanente, ya que son muchos los imprevistos que van surgiendo y que requieren una respuesta rápida y efectiva para solucionarlos. “En turnos de día hay más comunicación con los compañeros del CCI o de instalaciones, mientras que por la noche hay más movimientos de productos debido al menor coste de la energía”, asegura.

ACTIVIDADES DEL DÍA A DÍA. De izquierda a derecha: Fernando Sánchez, en la sede social; Enrique Casado, en la sala de control de la instalación de Torrejón, David Aparicio, en el Centro de Control de Instalaciones; y Sergio Pérez, en el Centro de Control de Oleoductos.

En la planta de Torrejón trabaja el jefe de turno Enrique Casado. Es una de las más grandes de la compañía y es clave en el abastecimiento de combustibles en la Comunidad de Madrid. “Trabajamos para garantizar el suministro de productos a nuestros clientes, optimizando los procesos y velando siempre por la calidad y la seguridad de las operaciones. Además, abastecemos al aeropuerto de Barajas mediante una conexión directa. Todo ello exige una planificación exhaustiva de existencias de producto para satisfacer las demandas y necesidades”, explica.

En el campo todos hacen gala de los mismos valores que les definen como profesionales: trabajo en equipo, compromiso y ganas de mejorar

Fernando Sánchez, operador de Servicios Logísticos, es uno de los muchos técnicos que trabajan en la sede social. “Nuestra labor, que desarrollamos desde distintas áreas, consiste en impulsar la actividad de la compañía para garantizar su sostenibilidad a largo plazo. Ayudamos a mejorar las actividades de CLH, favoreciendo la eficiencia, la calidad y la seguridad de todas las operaciones”, comenta.

Unidos por el fútbol

Nuestros compañeros tienen también algo en común más allá de la compañía. Se trata de su afición por el fútbol, deporte en el que compiten representando a CLH en una liga de empresas. Forman dos equipos, CLH CCI y CLH SC CCO, y este año ambos juegan en el mismo grupo, por lo que incluso han tenido que enfrentarse entre ellos. Los partidos se juegan en distintas sedes de Madrid, habitualmente entre semana y por la tarde. “Somos muchos en los dos equipos porque siempre surgen cuestiones personales que hacen que falten varios a cada partido”, comenta Fernando Sánchez.

COMPAÑEROS ANTE TODO. Los dos equipos se han enfrentado esta temporada con resultado de empate a 2 goles. Lo mejor, la deportividad.

“A todos nos gusta el fútbol y muchos juegan también en otros equipos”, señala David Aparicio. “Es divertido compartir el tiempo libre con compañeros de trabajo. Pasamos buenos ratos y hacemos deporte. Claro que queremos ganar, aunque no es lo principal”, añade. Sobre el terreno de juego, todos hacen gala de los mismos valores que les definen como profesionales: trabajo en equipo, compromiso y ganas de mejorar.

En la liga el ambiente es muy cordial, hay mucho respeto y juego limpio. Además, permite entrar en contacto con personas de otras compañías con las que pueden salir oportunidades de negocio. “Es una liga de empresas, por lo que en el fondo no dejas de estar trabajando”, bromea Sergio Pérez.

Todos agradecen las facilidades y respaldo mostrados por CLH para poder jugar. “El equipo CCI ganó el año pasado el trofeo a la deportividad y ojalá podamos traer pronto un trofeo para celebrarlo con los compañeros”, concluye Enrique Casado.