La revista de la gente de
Número 36 - Cuarto trimestre 2014

Fichas de datos de seguridad, protección ante productos
Antes de manipular un producto químico peligroso se debe conocer la información asociada al mismo, recogida en su ficha de datos de seguridad, para garantizar la protección personal, colectiva y del entorno.

  "Las FDS permiten hacer un análisis efectivo de las sustancias para establecer medidas básicas de prevención"  
     

Igual que los aparatos eléctricos vienen con un manual de instrucciones y los medicamentos con un prospecto para facilitar al usuario toda la información necesaria antes de su uso o consumo, los productos químicos clasificados como peligrosos, ya sean envasados o a granel, cuentan con una ficha de datos de seguridad (FDS) que recoge toda la información relevante para utilizar dichas sustancias sin poner en riesgo la salud, la seguridad o el medio ambiente.

Las FDS recogen propiedades de la sustancia y otras características asociadas, como riesgos relacionados con su uso, toxicidad, efectos sobre la salud, primeros auxilios, consejos de almacenaje, etc. Aunque algunos de los datos que aparecen exigen un conocimiento específico de la materia en cuestión, los relativos al etiquetado, identificación, recomendaciones de uso, empleo de protecciones, descripción de primeros auxilios y medios de extinción, entre otros, son fáciles de entender y de poner en práctica.

Fomentando la seguridad
Para facilitar la comprensión y el entendimiento de estos documentos, el Grupo CLH imparte formación específica a las personas que trabajan con este tipo de productos.

“Es importante que alguien que va a manejar una sustancia peligrosa sepa cuál es su denominación, los riesgos para la seguridad y la salud que conlleva, los valores de exposición recomendados y todo aquello que esté relacionado con una manipulación segura, además de otros aspectos cruciales como su almacenamiento o eliminación”, comenta el subdirector de Prevención, Medio Ambiente y Seguridad, Santiago Fernández.

Estas fichas u hojas suministran datos de gran interés para el usuario final, pero también para las empresas que los utilizan en su actividad, ya que permiten hacer un análisis efectivo de una sustancia determinada y, en consecuencia, establecer las medidas básicas de prevención, así como sus requerimientos y repercusiones técnicas, económicas o de otra índole.

“Las fichas de datos de seguridad nos facilitan implantar las medidas necesarias para ofrecer una protección eficaz a las personas, las instalaciones y el entorno”, señala Santiago Fernández.

Entre ellas destaca el uso de herramientas para minimizar los riesgos derivados de su uso, como son equipos de protección personal (guantes, mascarillas, gafas…) o colectiva (campanas extractoras, equipos ATEX, etc.).

Impulsando el conocimiento
Las FDS, en palabras del jefe de Medio Ambiente y Seguridad, Fernando García, “son documentos vivos que deben comprobarse periódicamente para actualizar su vigencia”. En este sentido, destaca la revisión que se hizo hace unos años de todas las fichas para adaptarlas a la Normativa Europea REACH, un nuevo formato impulsado por la Unión Europea para homogenizar la información de las fichas en todos los países miembros.

Cuando se producen cambios de este tipo, o se introducen nuevos productos, la compañía se encarga de comunicar esta información para que las personas se familiaricen con ellos.

Igualmente, la compañía tiene disponible en su portal corporativo las fichas de seguridad de todos los productos petrolíferos y de los aditivos que utiliza en su actividad. El objetivo, como explica el técnico de Prevención de Riesgos, Lorenzo Ogallar, es “facilitar a todas las personas el acceso y el conocimiento de una información elemental para garantizar su seguridad y la de CLH”. Las instalaciones, por su parte, se encargan de recopilar, a través del departamento de Compras o directamente del proveedor, las fichas de cualquier otro producto utilizado para mantenerlas a disposición de todas las personas que trabajan en la planta.

Por todo ello, ‘seguir las instrucciones’ de manipulado de ciertas sustancias es una garantía para minimizar el riesgo de que se produzca cualquier tipo de incidente y favorece que el Grupo CLH continúe avanzando hacia la meta de erradicar los accidentes de la compañía.

 

[ Imprimir artículo ] [ < Volver ]

 


 
De un vistazo

- Los productos químicos peligrosos deben suministrarse con una ficha de datos de seguridad.

- Recogen información básica para manipular la sustancia sin riego para la salud ni el entorno.

- Las fichas también sirven para implantar medidas de protección individual y colectivas acordes a los riesgos de cada producto.

- Antes de manipular estos productos, las personas deben conocer estas fichas y la compañía dar la formación necesaria para su comprensión.


¿Qué información aparece en las fichas de datos de seguridad?

Cualquier ficha de datos de seguridad, independientemente del producto, contiene información agrupada en 16 apartados:
1. Identificación de la sustancia o preparado y de la compañía
2. Identificación de los peligros
3. Composición/información sobre los componentes
4. Primeros auxilios
5. Medidas de lucha contra incendios
6. Medidas en caso de vertido accidental
7. Manipulación y almacenamiento
8. Controles de exposición/protección personal
9. Propiedades físicas y químicas
10. Estabilidad y reactividad
11. Información toxicológica
12. Información ecológica
13. Consideraciones relativas a la eliminación
14. Información relativa al transporte
15. Información reglamentaria
16. Otra información

De especial interés
Desde el punto de vista del manejo de sustancias y productos, es importante consultar los apartados 2, 4, 5, 7 y 8.

Concretamente, el apartado 2 incluye información relativa a los peligros:
- Frases de Riesgo y Seguridad (R y S) antigua reglamentación
- Frase de advertencia de Peligro y de Prudencia (H y P)  reglamentación REACH

Ambas reglamentaciones coexisten actualmente.

 

Copyright © 2006 CLH. Desarrollada por el Grupo Inforpress