La revista de la gente de
Número 35 - Tercer trimestre 2014

Fernando García, jefe de Medio Ambiente y Seguridad
En el Grupo CLH, Fernando García es responsable de asegurar que todas las instalaciones cumplen con los parámetros medioambientales y de seguridad industrial definidos tanto interna como externamente. Fuera de él, fomenta la cultura infantil a través de su editorial digital. 

 

Fernando García, jefe de Medio Ambiente y Seguridad en el Grupo CLH y creador de Editorial Weeble.

 
  "Fomentar la cultura, la educación y el entretenimiento infantil llevó a Fernando a crear su editorial digital"  
     

El despacho de Fernando García, jefe de Medio Ambiente y Seguridad del Grupo CLH, está presidido por una pizarra llena de anotaciones. Planifica la semana en función del trabajo, pero continuamente aparecen nuevos proyectos que apunta ahí para tenerlos siempre presentes. El mensaje ‘Plan de formación para cumplimiento de (la certificación) EMAS’ destaca sobre el resto.

“Mi cometido es supervisar el comportamiento ambiental y de seguridad industrial de la compañía para cumplir con los criterios fijados por la Dirección y por la normativa aplicable, además de desarrollar iniciativas para mejorarlo”, comenta.

Cuidado del medio ambiente
En el área de Medio Ambiente, Fernando es responsable de ayudar a las instalaciones a cumplir con la normativa vigente en todas sus vertientes (residuos, emisiones, aguas…). “La legislación es compleja y cada vez más restrictiva, puesto que hay normas a nivel europeo, nacionales, de las comunidades autónomas y locales. Nuestra labor es trasladar estos requerimientos a todas nuestras instalaciones y verificar que su comportamiento ambiental es el adecuado”, explica.

El contacto con las distintas Administraciones es continuo. Ahora tiene que redactar la declaración de impacto ambiental para renovar la certificación EMAS, con la que cuentan varias plantas del Grupo CLH, un logro en el que la unidad de Fernando ha sido protagonista: “Conseguir esta certificación, la más exigente, ha supuesto un gran esfuerzo, pero ha merecido la pena”.

 

El hijo de Fernando, Álvaro, es el protagonista de muchos de sus libros.

 

Otra de sus tareas es el control del estado de los suelos en los que se ubican las instalaciones. Para ello, analizan las aguas subterráneas de las plantas en funcionamiento, verificando que no existe contaminación. Cuando la compañía desmantela un centro, lleva a cabo los trabajos necesarios para limpiar el terreno, como acaba de hacer en Mahón y más adelante hará en Burgos y Salamanca.  

En las tres se aplicará la técnica de la biorremediación, mucho más sostenible que otros métodos ya que se aprovecha de la propia naturaleza, a través de bacterias, para limpiar el terreno. “Realizamos con éxito un proyecto piloto en Tarragona para comprobar su eficacia que nos ha permitido aplicarlo a gran escala”, afirma Fernando.

“Aunque nuestras tareas apenas nos dejan tiempo, siempre estamos pensando nuevas iniciativas para mejorar el comportamiento ambiental de la compañía”, asegura. Esta inquietud les ha llevado a desarrollar con éxito proyectos muy innovadores, como elaborar una Guía de buenas prácticas medioambientales para empleados, calcular la huella de carbono, que servirá para poder reducir las emisiones de efecto invernadero de  CLH; llevar a cabo un inventario del arbolado presente en las instalaciones para conservarlo e incrementarlo en el futuro; o colaborar con la Universidad de Granada para mejorar el tratamiento de aguas hidrocarburadas. “Hacer cosas nuevas es la parte que más me gusta”, dice.

 

Algunos de los libros escritos por Fernando.

 

Mejorando la seguridad
El equipo de Fernando se encarga también de velar por la seguridad industrial del Grupo CLH, lo que incluye la prevención de accidentes graves y el diseño de planes de autoprotección para las instalaciones. “El objetivo es conseguir que la compañía sea cada vez más segura y que las personas interioricen la importancia de esta cuestión”, explica. Fernando supervisa el plan de autoprotección que debe presentar una planta.

 

Las aplicaciones de dibujo sirven a Fernando para hacer las ilustraciones de sus libros.

 

“La normativa interna es más exigente que la externa y siempre buscamos caminos para seguir mejorando”, señala. Uno de ellos es la actualización constante de los sistemas contra incendios, lo que supone realizar un mantenimiento adecuado de los mismos y buscar las soluciones más eficaces. 

Plataforma cultural
Además de su trabajo, a Fernando le entusiasma el dibujo y la pintura, una afición que le acompaña desde pequeño y que le ha llevado a embarcarse en un proyecto “muy enriquecedor”. Para complementar la educación de su hijo, se decidió a crear un libro educativo sobre el Universo. Se llamó Mi primer viaje al Sistema Solar y el protagonista era su hijo Álvaro. “Me inspiré en él para captar su atención. Además, es mi mayor crítico y opina sobre todas mis ilustraciones”, cuenta.

La obra gustó tanto que tuvo una continuación, Viaje a las estrellas. Desde entonces, Fernando ha aumentado una colección que ya cuenta con más de una decena de títulos. “He escrito sobre episodios de la historia, como la Guerra de Troya y el descubrimiento de América, o sobre diversos personajes, como Mozart”, explica. Acaba de publicar Descubriendo a Dalí, un libro más interactivo ya que permite ver las mejores obras del artista.

El único afán que mueve a Fernando es el fomento de la cultura, la educación y el entretenimiento infantil. Por ello, además, creó la web editorialweeble.com para que cualquiera pudiera visualizar y descargar los libros de forma gratuita. “Es una plataforma cultural abierta. La colaboración ha servido para aumentar el catálogo, incluso para traducir algunos libros a idiomas, como inglés o catalán”, señala. “Saber que los libros gustan y son útiles es muy satisfactorio”, afirma. Por ello ya piensa en su próximo libro.

 

[ Imprimir artículo ] [ < Volver ]

 


 


Copyright © 2006 CLH. Desarrollada por el Grupo Inforpress