La revista de la gente de
Número 30 - Segundo trimestre 2013

Educación para erradicar la pobreza en el mundo
El director general de Operaciones, Juan Bonilla, colabora con la ONGD Jóvenes y Desarrollo para ayudar a promover la educación entre los más jóvenes y mejorar, a través del fomento de valores, sus oportunidades de futuro.

 

La ONGD Jóvenes y Desarrollo trabaja en los países más necesitados para erradicar la pobreza a través de la educación.

 
  "Colaborar en iniciativas solidarias es muy gratificante porque te devuelve mucho más de lo que das"  
     

El director general de Operaciones del Grupo CLH, Juan Bonilla, está plenamente convencido de que la educación es el camino que conduce a una sociedad más desarrollada, con más y mejores oportunidades y con mayor libertad. Éste es el argumento que le mantiene unido desde hace muchos años a la Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD) Jóvenes y Desarrollo (JyD). Como él dice, “invertir en educación es invertir en progreso”.

¿Qué es Jóvenes y Desarrollo?
Es una ONG para el desarrollo perteneciente a la red Salesiana fundada en 1988. Su finalidad es cooperar por un desarrollo sostenible, humano, social y económico que contribuya a erradicar la pobreza en el mundo. Su ámbito de actuación más destacado es el educativo. Trabajan con los colectivos más desfavorecidos en países donde más se necesita su ayuda para, a través de la educación, preparar a las personas para un futuro en el que puedan valerse por sí mismas. Esto se concreta en proyectos principalmente relacionados con la alfabetización, la educación básica y la formación ocupacional y profesional en países como Mozambique, Benín o Haití.

¿Tienen presencia en España?
En nuestro país, donde la educación está garantizada, tienen una serie de proyectos complementarios que tratan de incluir, dentro del itinerario formativo y del programa educativo de los colegios, conceptos como la solidaridad, la igualdad y la justicia social. El objetivo es ir más allá de una simple toma de conciencia, es decir, que se integre en el temario de los centros, igual que lo están las matemáticas o los idiomas, con el fin de que estas ideas se desarrollen en los jóvenes de manera natural. Para lograrlo, JyD trata de involucrar a actores de todos los estamentos, empezando por los centros y los profesores, ya que trabajan directamente con los jóvenes.
 

 

A través de talleres de teatro, la organización invita a los jóvenes a involucrarse en su entorno para intentar mejorarlo.

 

¿Cómo se lleva esto a la práctica?
Una de las características más destacables de la intervención educativa de JyD es su presencia directa en las aulas. A través de su red de formadores recorren una media anual de 150 centros educativos y espacios no formales de toda España, llegando a un total de 50.000 chicos y chicas. Este trabajo y contacto continuado se ha plasmado en la creación de dos redes de intercambio de experiencias, colaboración y motivación mutua: una para educadores y otra para jóvenes. El arte es otra de las herramientas que utiliza JyD para presentarse en los centros educativos y acercarse desde esta perspectiva a los jóvenes. En colaboración con la compañía Beluga Teatro, la organización lleva ya tres años ofreciendo espectáculos de calidad para animar a los jóvenes a involucrarse en su entorno con el ánimo de transformarlo.

¿Cómo empezaste a colaborar?
Todo empezó hace más de quince años en Sevilla, a través de la asociación de madres y padres del colegio al que llevaba a mis hijos. Me pedían ayuda para distintas tareas, sobre todo administrativas, y colaboraba con ellos en todo lo que podía. Ahora sigo colaborando como socio y siempre que puedo les echo una mano en lo que necesiten. 

¿Por qué JyD y no otra ONG?
La educación es un tema que siempre me ha preocupado mucho. Creo firmemente que es la base de la libertad de las personas y es lo que te hace ser consciente de lo que tienes a tu alrededor, te permite traducir los mensajes que te llegan del exterior e interiorizarlos de una forma propia. La educación hace que cada uno se desarrolle como persona, y, desde luego, es la base para poder ganarse la vida

 

Juan Bonilla, director general de Operaciones, en su despacho de la sede social del Grupo CLH.

 

¿Qué necesidades tienen?
Principalmente, la financiación. Una de sus fuentes de ingresos más importante es la ayuda a la cooperación por parte del Estado, que se ha visto reducida en los últimos años, afectando a muchas organizaciones. Por ello, una parte de sus esfuerzos se centran ahora en  diversificar las fuentes de ingresos para sus proyectos, a través de colaboraciones con empresas, como es el caso del Grupo CLH, y de la cuota de los socios. 

¿Qué te aporta colaborar con JyD?
Para mí es una gran satisfacción arrimar el hombro en proyectos como éste, que pretenden mejorar la sociedad y dar un futuro a los jóvenes en los países más necesitados. Sé que es una idea muy proclamada pero la educación, lejos de ser un gasto, es la mejor inversión que se puede hacer. En este sentido, Jóvenes y Desarrollo tiene unos principios muy próximos a los míos, lo que hace que este esfuerzo se vea recompensado.

¿Qué le dirías a la gente para que participe en una iniciativa solidaria?
Pienso que colaborar con cualquier ONG bien organizada, donde ves que el esfuerzo que estás haciendo se está invirtiendo adecuadamente y da sus frutos, supone una gran recompensa. Una inversión de tiempo o de recursos, por pequeña que sea,  para los más necesitados es algo que puede cambiarles la vida. Es muy gratificante y al final te devuelve mucho más de lo que das.

 

[ Imprimir artículo ] [ < Volver ]

 


 
CLH colabora con el proyecto ‘Aulas en Acción’

El Grupo CLH, a través de su programa de acción social ‘Voluntariamente’, ha puesto su grano de arena para hacer realidad un año más el proyecto ‘Aulas en Acción’, de la ONGD Jóvenes y Desarrollo. Desde 2009, a través de acciones formativas en centros educativos, esta iniciativa trata de facilitar la creación y consolidación de una ciudadanía activa, sensibilizada y formada respecto a la importancia del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la promoción de los Derechos Humanos. La responsable de Educación para el Desarrollo de la organización, Inés Vázquez, explica que “la colaboración de la compañía servirá para seguir realizando el módulo ‘Itinerario formativo’, que permite concienciar a los jóvenes en conceptos básicos para la vida como solidaridad, igualdad y justicia. Es una aportación muy valiosa, puesto que sensibilizar a la sociedad de hoy es invertir adecuadamente en solidaridad para la sociedad del mañana”.


 



 


Copyright © 2006 CLH. Desarrollada por el Grupo Inforpress