Número 4 - Cuarto trimestre 2006
Estás en Sector
Volver a: Portada

Evolución hacia el liderazgo
Tras la liberalización y posterior ordenación del sector petrolero en España, CLH se ha convertido en una empresa de referencia en la logística de carburantes.

  CLH es el referente logístico en nuestro país en lo que a carburantes se refiere.  

Desde que en 1927 se constituyó la Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos, CAMPSA, hasta llegar al actual Grupo CLH, han pasado casi 80 años y se han sucedido numerosos acontecimientos que han ido modelando el perfil que tiene ahora. Integrado por la Compañía Logística de Hidrocarburos CLH S.A. y CLH Aviación, S.A. –participada al completo por la primera–, el Grupo es líder en el mercado nacional de transporte y almacenamiento de productos petrolíferos.

Mientras CAMPSA era una organización que controlaba la totalidad del mercado, y que contaba con la intervención y participación del Estado, CLH es un Grupo especializado en la logística de carburantes, que compite en un sector liberalizado, participado por entidades nacionales y extranjeras y que cotiza en las cuatro Bolsas españolas. La entrada de España en el Mercado Común Europeo, la liberalización de la actividad petrolífera y las posteriores regulaciones que ha sufrido el mercado de hidrocarburos en nuestro país han sido algunos de los capítulos más destacados que han definido esta transformación.

Evolución lógica
La entrada de España en la Unión Europea en 1986 supuso el inicio de una nueva etapa para el país en todos los aspectos. Las reglas del Mercado Común apostaban por la liberalización de muchos sectores de actividad, entre ellos el energético.

Entre los episodios más destacados cabe mencionar el Protocolo de 1983 y la Ley 45/84, que convirtieron a la Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos, S.A. (CAMPSA) en una compañía participada mayoritariamente por las empresas refineras españolas, Enpetrol, Petronor (ambas, integradas hoy en el Grupo Repsol), Cepsa, ERT (después adquirida por Cepsa) y Petromed (actualmente BP), culminando este proceso de transición en 1993, cuando la sociedad, tras la escisión de sus activos comerciales, cambió su nombre por el de Compañía Logística de Hidrocarburos CLH, S.A. Esto tuvo lugar el 14 de enero de 1993, en paralelo con la entrada en vigor de la Ley 34/92 de Ordenación del Sector Petrolero, que declaró la extinción del Monopolio de Petróleos después de 65 años de existencia.

Desde entonces, el objeto social de la compañía es el desarrollo de servicios logísticos de almacenamiento, transporte y distribución de carburantes a través de todo el territorio nacional, un sector en el que ha conseguido ser líder gracias a una política que hace de la calidad su estandarte.

  Enbridge posee una participación del 25 por ciento de la compañía.  

Estructura accionarial
La estructura accionarial de CLH se modificó de nuevo en los años 2002 y 2003, como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 6/2000. Esta normativa establecía que la participación individual de cada uno de los accionistas de CLH fuera de un máximo del 25 por ciento. Del mismo modo, fijaba que la participación conjunta de los accionistas con capacidad de refino en España no superara el 45 por ciento.

De esta forma, compañías que hasta la fecha habían tenido una mayor participación en CLH tuvieron que reducir una parte para cumplir con las exigencias legales. Es el caso de Repsol YPF, Cepsa, Petronor y BP, empresas que a finales de 2001 poseían cerca del 95 por ciento de la Compañía Logística de Hidrocarburos. Esta reorganización supuso, por tanto, la reducción de la participación accionarial de las cuatro entidades mencionadas y la entrada de nuevos socios, configurando la actual estructura de la compañía.

Nuevo panorama
Actualmente, son diez los socios mayoritarios que forman parte del accionariado de CLH. La compañía canadiense Enbridge, dedicada al mercado de transporte y distribución de energía y a la prestación de servicios asociados tanto en Canadá y Estados Unidos como a escala internacional, posee, desde marzo de 2002, un 25 por ciento del capital social.

  Repsol YPF es el operador nacional más importante del accionariado de CLH.  

Igualmente, Repsol YPF petrolera líder en España y una de las diez mayores privadas del mundo, cuenta con un 19,67 por ciento propio, además del 5,33 por ciento a través de su participada Petronor, empresa petrolera con implantación en el País Vasco. Por otra parte, Cepsa, dedicada al desarrollo de actividades integradas y relacionadas con el petróleo y la petroquímica, tiene el 14,15 por ciento, y BP, una de las mayores compañías energéticas con amplia presencia internacional, el 5 por ciento. En cumplimiento de la Ley, la participación de estos operadores, que cuentan con capacidad de refino en nuestro país, no sobrepasa el 45 por ciento citado.

Otros socios de la compañía son Disa –a través de Disa Financiación S.A. y Disa Península S.L.–, empresa dedicada a la logística y comercialización de productos energéticos; Oman Oil, compañía del sector energético propiedad del Gobierno de Omán –ambas con un 10 por ciento–; China Aviation Oil (Singapore) Corporation, participada por la principal petrolera estatal china; y Galp Energía, entidad portuguesa especializada en la comercialización de productos energéticos –con un 5 por ciento cada una–. El 0,85 por ciento restante, que cotiza en el mercado de valores, está en manos de más de 2.000 accionistas.

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


[ Imprimir artículo ] [ < Volver ]

 


 


Las acciones de CLH se distribuyen entre diez compañías

La estructura accionarial se modificó por última vez en 2003. El Real Decreto Ley 6/2000 fija la participación individual en un máximo del 25 por ciento

 

¿Qué es el Consejo de Administración?
El rumbo de una compañía como CLH está fijado por el Consejo de Administración. Los hombres y mujeres que forman este órgano de administración son los encargados de consensuar las decisiones más importantes que afectan a la organización, además de diseñar la estrategia que servirá de base para el desarrollo de su actividad. El Consejo de Administración de CLH está formado por 20 consejeros dominicales, designados a propuesta de accionistas con una participación en el capital social de, al menos, el 5 por ciento. El presidente del Consejo de Administración ostenta también el cargo de consejero delegado. El Consejo de Administración ha constituido en su seno dos comités, el de Auditoría y el de Nombramientos y Retribuciones, con funciones de supervisión, información y propuesta al Consejo en las materias atribuidas a su respectiva competencia.

La diversidad es una de las características del Consejo, ya que, además de españoles, hay cuatro personas de Canadá, dos de Omán, una de Francia, una de Portugal, una de China y una de Colombia.

Por lo general, el Consejo se reúne una vez al mes, pero sus integrantes siguen la actualidad de la compañía y reciben con antelación la información necesaria relativa a los asuntos que se tratarán en cada reunión.

Junta General
CLH cuenta con más de 2.000 accionistas y, una vez al año, celebra su Junta General ordinaria, a la que, como establecen los estatutos, pueden asistir todos aquellos que posean más de 150 acciones. Este acto tiene la finalidad de analizar la marcha de la compañía, aprobar las cuentas anuales y resolver sobre el dividendo que, con cargo al resultado del ejercicio anual, se distribuirá entre los accionistas, sin perjuicio de tratar cualquier otro asunto que figure en el orden del día.


Carta del presidente | Entre nosotros | Noticias | Innova | Toma nota | A fondo | Las dos caras | Entorno | Sector | Te conviene

Copyright © 2006 CLH. Desarrollada por el Grupo Inforpress