Inicio  Responsabilidad corporativa  Gestión Ambiental de Proyectos

Gestión Ambiental de Proyectos

La evaluación del impacto ambiental es uno de los instrumentos preventivos de gestión que permite que las políticas medioambientales puedan ser aplicadas desde el inicio de un proyecto, influyendo en todo el proceso de desarrollo y de toma de decisiones, con el fin de corregir o mitigar los posibles impactos medioambientales.

En este sentido CLH estudia diferentes trazados, ubicaciones y alternativas posibles antes de iniciar una obra y selecciona aquel que menor efecto tenga sobre el medioambiente. Con este fin tanto la Unidad de Medio Ambiente de la compañía como la Unidad de Proyectos y Obras trabajan conjuntamente y asumen el compromiso de que estos proyectos tengan el menor impacto ambiental posible.

Estos estudios se realizan con una metodología muy rigurosa y específica que incluye no solo el estudio previo al inicio de las obras sino un completo seguimiento durante la ejecución, lo que permite la utilización de medidas correctoras si fuera necesario para conseguir que el impacto de las mismas se reduzca al mínimo.

Estos proyectos además tienen que ser aprobados previamente por las administraciones implicadas que vigilarán que se cumpla con la legislación vigente y emitirán la correspondiente evaluación de impacto ambiental del proyecto.

En el caso de los oleoductos, una vez finalizadas las obras se restituye el terreno a su estado original y se inicia la revegetación de la zona afectada cuando sea necesario. Además se realizan controles con posterioridad con el fin de controlar y garantizar el buen funcionamiento de las medidas adoptadas.

La gestión ambiental en CLH. (Informe RSC 2015)