Inicio  Nuestra actividad  Transporte de hidrocarburos

Transporte de hidrocarburos

El Grupo CLH actúa de intermediario entre las refinerías y los consumidores, acercando los diferentes productos petrolíferos a los usuarios.

La compañía gestiona una de las mayores redes de oleoductos del mundo, formada por más de 4.000 kilómetros de tuberías subterráneas, que enlazan las instalaciones de almacenamiento de CLH con las refinerías del país y los principales puertos, en los que se importan productos petrolíferos.

Las plantas de almacenamiento están conectadas entre ellas mediante oleoductos, lo que permite a los operadores petrolíferos, que son los clientes de CLH, depositar sus productos en una instalación y recogerlos en otra de forma inmediata, según sus necesidades, de modo que pueden disponer de su mercancía en múltiples puntos de diferentes zonas geográficas.

Las escasas plantas que no están conectadas por oleoducto y las situadas en Baleares se suministran por buques tanque.

Cuando el combustible llega a las instalaciones, CLH lo almacena en diferentes tanques según el tipo de carburante que se trate, principalmente: gasolinas, gasóleos, querosenos, fuelóleos y biocombustibles.

La compañía maneja todos los productos de forma indiferenciada. El combustible de los distintos operadores es el mismo y responde a unas especificaciones legales básicas. El producto sólo se diferencia en el momento en que los camiones de los operadores lo cargan en las instalaciones de almacenamiento de destino, cuando de forma automática se le añade el aditivo específico de cada operador.

En cada una de las fases del proceso de almacenamiento y transporte, la compañía toma muestras del combustible y las analiza, para garantizar que cumplen las más estrictas especificaciones de calidad. Para analizarlos, CLH dispone de una moderna red de laboratorios, distribuidos por toda la geografía nacional, coordinada desde el Laboratorio Central, situado en San Fernando de Henares (Madrid).

Además, CLH garantiza la fiabilidad de las cantidades suministradas a los clientes mediante su Unidad de Metrología, que se encarga de verificar el buen funcionamiento de los equipos utilizados para medir los productos petrolíferos.

La tecnología está muy presente en todo el proceso logístico. CLH cuenta con Sistemas de Información que ponen a disposición de los operadores petrolíferos, en tiempo real, los datos necesarios para el desempeño de su actividad. De este modo, desde su propia oficina, los clientes pueden solicitar pedidos de combustible, consultar las últimas cantidades retiradas, acceder a la información sobre los productos disponibles en cada instalación o sobre los stocks de los aditivos de calidad.

Una vez que los clientes de CLH cursan sus pedidos y la compañía recibe la información, los datos se envían a las instalaciones, para permitir el acceso de los camiones cisterna a los cargaderos de las plantas de almacenamiento.

El proceso de carga está automatizado y cuenta con estrictas medidas de seguridad, que debe respetar el conductor del camión, para garantizar que se desarrolle de forma rápida, correcta y sostenible.

Finalizados todos estos pasos, el camión abandona la instalación y distribuye el combustible a los diferentes puntos de venta, principalmente gasolineras, así como puertos deportivos y estaciones ferroviarias.

Instalaciones de Almacenamiento de Hidrocarburos

Centro de Control de Oleoductos

Consulte los últimos ejemplares de nuestra revista interna

Vídeo animado de CLH

El Grupo CLH ha publicado un nuevo video en el que da a conocer su actividad a públicos de todas las edades.