Conocimiento | Entrevista con

Pedro Miras, presidente de CORES: “Valoramos la eficiencia en operaciones y seguridad de CLH”
Como garante de la seguridad de suministro de hidrocarburos en España, ¿cuáles son las claves de la labor que lleva a cabo CORES para asegurar el suministro de productos petrolíferos, gases licuados del petróleo y gas natural en España?

CORES, como Entidad Central de Almacenamiento, contribuye a garantizar la seguridad de suministro de hidrocarburos en España mediante el mantenimiento de reservas de productos petrolíferos y el control de las existencias que mantiene la industria de productos petrolíferos, GLP y gas natural. De este modo, estamos preparados para que, en caso de crisis de suministro, éste no se vea comprometido, y no afecte a la actividad económica del país y a los ciudadanos. La clave es encontrar el equilibrio entre la máxima eficiencia a la hora de atender una hipotética crisis y la contención de los gastos que conlleva esta obligación.

Las existencias mínimas de seguridad en España deben satisfacer la demanda de consumo durante 92 días. ¿Qué circunstancias podrían afectar al suministro de petróleo y requerir el uso de estas reservas?

Las crisis de suministro pueden derivarse de múltiples causas: problemas geopolíticos, desastres naturales o temas logísticos, tanto nacionales como internacionales, entre otras. Como miembro de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) desde su creación en 1974, España debe responder de forma solidaria en crisis internacionales de suministro, por ejemplo liberando reservas, lo que ha ocurrido en tres ocasiones. Asimismo, hasta la fecha no ha sido necesario liberar reservas debido a una crisis nacional de suministro, gracias a las particulares características del sistema logístico español, pero estamos preparados para ello si fuera necesario.

“El petróleo va más allá de los combustibles de automoción. El auge que está viviendo la petroquímica no parece que vaya a reducirse en el futuro” ¿Cuáles son los principales retos de CORES durante los próximos años?

Desde CORES se afrontan retos diversos, encuadrados en tres ejes: aquellos que tienen por objeto la optimización y mejora de la seguridad de suministro, razón de ser de CORES; los relacionados con la eficiencia en costes y operativa y, por último, los que se focalizan en la orientación al servicio a los distintos stakeholders.

En el primer caso, en la actualidad estamos revisando los procedimientos de puesta a consumo, necesarios para afrontar posibles crisis de suministro. Como ejemplo del segundo eje, hemos optimizado ciertos procesos operativos mediante la adopción del sistema de concursos, tanto en la compra/venta de productos petrolíferos como en la contratación de capacidad de almacenamiento. En el último tema, destacaría la mejora continua de nuestros sistemas de información, que ofrecen la mejor información del sector gracias a toda la remitida por los operadores en aras de garantizar la seguridad de suministro. Cabe recordar que CORES es referente estadístico oficial del sector de hidrocarburos en España, y en su página web tiene disponible un amplio abanico de estadísticas y publicaciones actualizadas permanentemente.

Todos estos retos forman parte del I Plan Estratégico de CORES, aprobado en 2016, y con el que seguimos avanzando.

Estamos en un momento de transición en el modelo energético de España. En su opinión ¿Hacía dónde se dirige el futuro energético en el país y cómo podría afectar esto a la labor de CORES?

Corresponde al Gobierno establecer las líneas del futuro energético de España, las cuales quedarán determinadas en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, prevista para final de año. Desde CORES continuaremos monitorizando el mercado y adaptando nuestras operaciones al mix de consumo de cada momento.

En ese escenario, ¿cuál es el papel que cree que jugará el petróleo?

Según todos los expertos, la demanda mundial de energía continuará aumentando en los próximos 20 años, y el petróleo seguirá siendo clave en el futuro, si bien reduciéndose su aportación al consumo energético global, pero no parece que vaya a situarse por debajo del 20%.

Debemos recordar que el petróleo va más allá de los combustibles de automoción. El auge que está viviendo la petroquímica en la actualidad no parece que vaya a reducirse en el futuro. Según un estudio publicado recientemente por la AIE, se espera que represente más de un tercio del crecimiento en la demanda mundial de petróleo para el año 2030 y cerca de la mitad para el 2050.

En la actualidad el transporte es el principal sector de consumo de productos petrolíferos, ¿cómo cree que será su evolución en los próximos años?

Estamos inmersos en un periodo de reflexión por parte de toda la sociedad sobre las posibles soluciones de movilidad futura, que influirán en el consumo de productos petrolíferos y gas natural. Para garantizar la seguridad de suministro, en CORES realizamos un seguimiento exhaustivo de las nuevas tendencias de movilidad, además de monitorizar otros aspectos que puedan influir, como son las políticas locales o las nuevas restricciones internacionales a ciertos combustibles marítimos. Es difícil prever el ritmo del cambio, por lo que hay que prepararse para cuando sea una realidad.

“Conocemos y confiamos en CLH desde hace mucho tiempo” Desde el punto de vista de la seguridad de suministro de productos petrolíferos en nuestro país, ¿qué destacarías del sistema logístico español?

El sistema logístico español es único en el mundo, debido tanto a la red de CLH, de más de 4.000 km de oleoductos conectando todo el país, como al alto nivel de competencia entre las compañías logísticas, con unos 40 operadores, y el acceso a terceros por ley, transparente y no discriminatorio, lo que otorga una gran flexibilidad, clave en caso de crisis de suministro. Realmente somos modelo para muchos países.

CLH es un actor protagonista en el desarrollo de las actividades de CORES. ¿Cómo valora la relación de ambas y de qué manera colabora la primera en la función asignada a CORES?

CORES es seguramente el cliente de CLH que mantiene mayor volumen en sus instalaciones y ha sido así desde prácticamente el inicio de la Corporación. Por ello conocemos y confiamos en CLH desde hace mucho tiempo. Valoramos su eficiencia en operaciones y seguridad, y, de forma muy especial, el entendimiento de que la relación con CORES es más que comercial, al estar nuestra actividad ligada a la garantía de suministro en caso de crisis.