Conocimiento | Emprendedores

CLH premia los mejores proyectos innovadores de Castilla y León

El Grupo CLH y la Junta de Castilla y León entregaron los IX Premios CLH a los dos mejores proyectos innovadores de esta comunidad dentro del programa ADE2020 ‘Aceleradora de proyectos innovadores’, iniciativa impulsada por el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE).


Biotecnología para la sostenibilidad

Ficosterra es una startup burgalesa de biotecnología que aplica los principios activos del mar para su uso en agricultura y el medio ambiente. Fabrica y comercializa productos hechos a base de algas y microorganismos, que actúan reduciendo los tiempos de digestión de la materia orgánica, regenerando y mitigando los malos olores de suelos y aguas.

La empresa ha desarrollado la ‘tecnología ficos’ que permite la recuperación biológica de residuos orgánicos y aguas contaminadas, así como la regeneración de suelos contaminados. Por tanto, Ficosterra hace una marcada apuesta por los principios de la Economía Circular como base del desarrollo sostenible de la sociedad.

“Somos conscientes del importante reto que España tiene por delante en cuanto al cumplimiento de la Estrategia Europea 2020. Nos ponemos a disposición de las distintas administraciones, empresas gestoras de residuos y agricultores para ofrecerles nuestros servicios, productos y soluciones, que contribuyen a transformar un residuo cargado de enormes gastos de gestión en un producto de calidad que regenera nuestros campos”, señala el director general Luis Lombana.

www.ficosterra.com


Riego inteligente automático para espacios verdes y cultivos

La compañía leonesa Hilo Verde Innovación desarrolla tecnología para la agricultura 4.0. Ofrece un sistema que decide y aplica automáticamente el riego justo que necesita la planta. Además, aporta información objetiva para el control de los espacios verdes y cultivos a través de una aplicación móvil.

Mediante el análisis de la información recogida con los sensores de diseño propio se conoce el aprovechamiento del agua y los nutrientes en tiempo real para un control preciso de la dosis de riego según la necesidad de cada tipo de planta.

“Nuestra tecnología facilita la gestión diferencial del riego y fertirrigación y optimiza los recursos hídricos y energéticos. Así se consigue un riego inteligente que ahorra hasta un 50% de agua y energía, a la vez que evita el arrastre de fertilizantes y la proliferación de enfermedades”, explica Verónica Verdejo, socia de Hilo Verde.

hiloverde.es