Personas | Las dos caras

Pensando en respirar
POR UNA BUENA CAUSA. José Antonio ayuda a la Asociación a dar visibilidad a la fibrosis quística.

José Antonio Jiménez, especialista de explotación en la instalación de Cartagena, colabora con la Asociación Murciana de Fibrosis Quística para ayudar a mejorar la calidad de vida de personas con enfermedades respiratorias.


Hasta hace unos años, para José Antonio Jiménez, especialista de explotación en la instalación de Cartagena, la fibrosis quística era una de esas enfermedades raras de la que alguna vez había oído hablar. Sin embargo, todo cambió cuando un amigo tuvo un hijo con esta patología. Además de conocer más sobre la enfermedad, se animó a colaborar con la Asociación Murciana de Fibrosis Quística para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con esta y otras enfermedades respiratorias y visibilizar sus necesidades y sus problemáticas. “Su lema, ‘Tú respiras sin pensar, yo solo pienso en respirar’, es una motivación continua para echar una mano en todo lo que pueda”, asegura.

¿Qué es la Asociación Murciana de Fibrosis Quística? Es una asociación sin ánimo de lucro que nació hace más de treinta años con la intención de mejorar la calidad de vida de las personas con fibrosis quística y otras patologías afines y la de sus familias. Desde el comienzo ha trabajado por dar a conocer esta enfermedad, ya que en la actualidad sigue siendo una realidad que mucha gente desconoce.

¿Cómo trabaja?
COMPAÑERO SOLIDARIO. José Antonio, analizando una muestra en el laboratorio.

Cuenta con centro de atención integral que atiende y da servicio a cerca de 150 personas con fibrosis quística, principalmente niños. Su especialización en fisioterapia respiratoria le ha llevado a ser un referente en la zona y desde hace años trata también a personas con otras enfermedades relacionadas, tratando en total a más de 400 personas en la Región de Murcia. Gracias a su excelente labor, la asociación se ha convertido en una de las más importantes y reconocidas en España.


¿Qué servicios ofrece?

El principal es el de la fisioterapia respiratoria, ya que las personas con enfermedades respiratorias, especialmente los de fibrosis quística, deben ‘aprender’ a respirar de forma adecuada y trabajar este aspecto a diario. Además, cuenta con un servicio de actividad física y deporte adaptado, puesto que el ejercicio es un gran aliado de los pacientes. También dispone de un servicio de voluntariado y, por supuesto, ofrece atención integral y psicológica tanto a pacientes como a familiares.

“Disfruto compartiendo mi tiempo, pero también hay momentos muy duros que te hacen reconsiderar tus prioridades” ¿Por qué es importante su labor?

La fibrosis quística no tiene cura actualmente. Sin embargo, el trabajo de la asociación permite mejorar la calidad de vida de las personas y alargar su esperanza de vida, además de ser un apoyo incondicional para su entorno. Realizan una labor impagable para que se conozca y para concienciar a la sociedad de lo que supone algo tan básico como respirar para estas personas.

¿Cómo colaboras?
Sesión de fisioterapia en la Asociación.

Por mi pasado profesional mantengo buenas relaciones con diversos locales de ocio y personas relacionadas con el mundo del espectáculo, como músicos, cómicos, magos… Cuando la asociación organiza algún evento para recaudar fondos, como conciertos, galas o actuaciones, ayudo en lo que puedo para que los artistas participen de manera desinteresada o que el alquiler de los espacios sea lo más bajo posible. Asimismo, trato de dar voz a la asociación y a su labor, además de vender a todo el mundo su merchandising. En esta tarea me ayudan mucho los compañeros de la instalación de Cartagena, a los que estoy muy agradecido porque siempre responden de maravilla.

¿Cómo te ha cambiado la asociación?

Ahora soy verdaderamente consciente de lo importante que es tener buena salud. Disfruto mucho compartiendo mi tiempo con ellos, pero también hay momentos muy duros, como que un niño de cinco años te pregunte que por qué se tiene que morir, que te hacen reconsiderar tus prioridades. Por ello, como nos dicen en la asociación, hay que disfrutar de la vida.

¿Seguirás colaborando?

Claro, todo lo que mi trabajo y mi familia (tengo tres hijos) me deje. Para mí lo importante es colaborar en la forma que uno pueda. Hacer algo, por poco sea, es de gran ayuda para la asociación, que además lo agradece enormemente.