Carta del consejero delegado

Nuevo curso, nuevas metas

El inicio del nuevo curso que suele asociarse con el mes de septiembre es un momento óptimo para hacer balance de los retos que hemos superado durante el año y de los que queremos alcanzar en este último cuatrimestre. Podemos decir que 2018 está siendo un año positivo, en el que hemos avanzado en nuestros principales objetivos gracias al esfuerzo e implicación de las personas de CLH.

Uno de los mayores logros que estamos consiguiendo es la consolidación de nuestros proyectos internacionales. Recientemente, CLH Panamá iniciaba con éxito sus operaciones comerciales en tres aeropuertos del país, entre los que se encuentra Tocumen, uno de los principales del continente americano. La puesta en marcha ha culminado un intenso trabajo de meses en el que hemos renovado procesos, comprado equipos nuevos a la vez que hemos contratado nuevos profesionales que se suman a CLH Aviación.

“Nos esperan retos apasionantes que lograremos superar con éxito porque contamos con un magnífico equipo”

En el capítulo de seguridad, nuestros resultados son mejores que los del año pasado por estas fechas, lo que nos anima a no bajar la guardia y a continuar mejorando, para lo que es imprescindible que seamos muy disciplinados en el desempeño de nuestras tareas, evitando distracciones y respetando las más exigentes normas de prevención.

También continuamos avanzando en la diversificación de nuestras actividades en España, con la firma de contratos con empresas punteras del sector para la prestación de nuevos servicios que tratan de dar respuesta a necesidades logísticas cada vez más sofisticadas de nuestros clientes.

Otro de nuestros retos es seguir mejorando nuestra eficiencia. El programa Pódium ha arrancado de forma sólida, gracias al liderazgo de la Oficina de Transformación y al esfuerzo de muchos equipos que han desarrollado planes de mejora creíbles. El reto importante que tenemos ahora es la ejecución efectiva de dichos planes logrando que las acciones propuestas nos ayuden realmente a trabajar mejor, a dedicar nuestros esfuerzos a tareas de mayor valor añadido y con ello, a reforzar nuestra competitividad y crecimiento. En los próximos meses, nos esforzaremos en darle un nuevo impulso a este proyecto, sumando nuevas ideas de mejora y poniendo en marcha las iniciativas de impacto rápido (quick wins) enfocadas a facilitar el trabajo en nuestras instalaciones.

Nos esperan retos apasionantes que estoy seguro lograremos superar con éxito, porque contamos con la agenda adecuada y con la profesionalidad de un magnífico equipo humano que colabora cada día para que nuestra compañía se convierta en el referente internacional al que todos aspiramos.