Conocimiento | Sector

Larga vida al diésel

¿Tienen fundamento las críticas que está recibiendo la tecnología diésel? ¿De verdad ya no tiene futuro este combustible? La realidad es que estos motores todavía tienen mucho recorrido.


Los motores diésel se han convertido en los últimos meses en el patito feo de la movilidad. La percepción social de esta tecnología comenzó a deteriorarse con el ‘dieselgate’, un escándalo que, unido a las demandas de una economía descarbonizada y de mejora de la calidad del aire, han puesto el foco en los vehículos de gasóleo sin tener en cuenta los importantes cambios tecnológicos que están incorporando los fabricantes de automóviles para reducir sus emisiones.

Es un hecho que la demanda del mercado de vehículos diésel ha caído. En Europa las ventas de turismos de gasolina superaron a las de diésel en 2017, una tendencia que se ha replicado en el primer semestre de 2018 en España, algo que no ocurría desde hacía dos décadas.

También es una realidad que algunos fabricantes mundiales están centrando sus apuestas en otras tecnologías de movilidad, como la híbrida o la eléctrica pura. El presidente de Toyota en Europa, Johan van Zyl, anunciaba en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra que la marca dejaba de ofrecer motorizaciones de gasóleo en sus turismos más pequeños como el Yaris o el Auris.

“los nuevos motores diésel actuales son los más limpios de la historia”

Sin embargo, Van Zyl también señaló que Toyota continuará comercializando estas mecánicas en vehículos comerciales y todoterreno, en los que seguirán “ofreciendo los diésel con la tecnología más reciente”. En la misma línea se han manifestado otras compañías, como el grupo Fiat-Chrysler o el grupo Volkswagen. El presidente de esta última, Matthias Mueller, se ha mostrado convencido de que este combustible tendrá “un resurgir” en el futuro una vez que los consumidores “se den cuenta de que las empresas que usan el diésel son ecológicas”, tratando de desmarcar esta tecnología del escándalo del ‘dieselgate’.

Los más limpios de la historia

Este resurgir vendrá de la mano de la innovación. En realidad, ya es visible en los modelos más recientes de muchas marcas, cuyos motores diésel son tan limpios como los de gasolina gracias a los importantes esfuerzos realizados por la industria para seguir desarrollando una tecnología con mucho recorrido todavía.

Los nuevos motores diésel actuales son los más limpios de la historia. Los vehículos más avanzados incorporan sofisticados y complejos sistemas de limpieza de los gases de escape, una suerte de ‘central química en miniatura’ que reduce las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a niveles inferiores a los motores de gasolina, iguala las de partículas y casi obtiene el mismo dato en óxidos de nitrógeno (NOx).

EL comisario europeo de acción por el clima y energía ASEGURA QUE los coches diésel actuales “contaminan un 84% menos y emiten un 90% de partículas menos”

Esta tecnología es mucho mejor, sí, pero también es más cara. Esto explica que los motores de gasóleo vayan desapareciendo de los modelos más económicos, aunque seguirán siendo protagonistas en otros para alcanzar una eficiencia de consumo que los gasolina no pueden igualar. Por esta razón, el diésel seguirá siendo el rey indiscutible en el sector del transporte por carretera.

Renovar el parque actual

Las normativas en cuestión de emisiones son cada vez más exigentes, impulsando una continua actualización tecnológica de la industria automovilística para fabricar modelos más limpios y sostenibles. En este sentido, el salto ha sido extraordinario desde la entrada en vigor de la norma Euro1 en 1992 hasta la actual Euro6.

Por las calles circulan vehículos que en su día fueron modelos muy avanzados pero que hoy se han quedado obsoletos, siendo un obstáculo para conseguir una mayor calidad del aire. El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, considera “erróneo” que se “hable del diésel en general”, puesto que su efecto contaminante se ha reducido de forma considerable en los últimos años, y afirma que los coches diésel actuales “contaminan un 84% menos y emiten un 90% de partículas menos” que los de antes, añadiendo que “hay un diésel limpio y otro no tan limpio”.

Más de 14,5 millones de coches en España tienen más de diez años, siendo de los países con el parque más viejo de toda Europa. Por tanto, sustituir estos vehículos será clave para lograr los objetivos de reducción de emisiones fijados. “Será la innovación la que diga cómo alcanzarlos”, sostiene Miguel Arias Cañete. Por ello, mientras se desarrolla la movilidad del futuro, está claro que los motores de combustión, ya sean diésel o de gasolina, todavía tienen mucho que decir.

Así lo creen algunos de los actores más relevantes de la industria. “Los fabricantes hemos trabajado mucho para mejorar los motores de combustión y ahora puedo decir que es una tecnología muy limpia”, dijo Woong Chul Yang, vicepresidente de investigación y desarrollo de KIA Motors. “Pensamos que los vehículos híbridos o eléctricos no son la única alternativa para reducir el impacto en el medio ambiente y el gasto en combustible; otra son motores de combustión mucho más eficientes y pequeños”, afirmó Hiroshi Shimizu, presidente y CEO de Honda México.

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha señalado que, con la normativa Euro7, cuya entrada en vigor está prevista para 2020, el nivel de emisiones en diésel y gasolina va a ser el mismo. “¿Por qué no tendremos que vender diésel entonces?”, se ha preguntado.