Conocimiento | ¿Sabías que...?

Sistema de Defensa Contra Incendios (DCI)

Las instalaciones de la compañía están preparadas para combatir cualquier incidente industrial relacionado con el fuego, protegiendo la seguridad de las personas y la integridad de los equipos y del entorno.



Esencial en las instalaciones

Los equipos DCI (defensa contra incendios), básicos en todas nuestras instalaciones por sus características, constituyen una eficaz herramienta de prevención.


Ante cualquier escenario

El sistema de DCI está adaptado a las características de cada instalación y está diseñado para hacer frente con efectividad al peor escenario posible, en cumplimiento con la norma IP 02, referente a parques de almacenamiento de líquidos petrolíferos.


DOS SISTEMAS EN UNO

La defensa contra incendios cuenta con dos sistemas:
Extinción: por medio de cañones o aspersores, proyecta una mezcla de agua y espuma en el interior de los tanques, sobre las bombas, el cargadero de camiones cisterna y la balsa API (que recoge las aguas hidrocarburadas). Su finalidad es controlar y extinguir el fuego en los equipos críticos.
Refrigeración: a través de un anillo de tubería colocado en la parte superior de los tanques, pulveriza agua en el exterior de estos para controlar la temperatura del producto en caso de necesidad.


EL CORAZÓN DEL SISTEMA

La sala de bombas del sistema de DCI es el motor que hace que todo funcione, manteniendo la presión de todo el circuito y llevando al agua hasta todos los puntos de la instalación. La sala cuenta distintas fuentes de alimentación para garantizar su funcionamiento en caso de una caída de energía.


AUTOMÁTICO O MANUAL

Todos los equipos del sistema, salvo los cañones manuales, llamados hidrantes monitores, se controlan desde la sala de control y están automatizados. Su activación (o disparo) también puede ser manual, a través de los pulsadores de emergencia colocados en distintas zonas de las terminales.


Prácticas de seguridad

En todas las instalaciones, siguiendo su Plan de Autoproteccción (PAU) se realizan prácticas de seguridad varias veces al año para verificar el correcto estado de los equipos del sistema y favorecer que las personas estén familiarizadas con su uso.